Una receta de masamasa de pizza italiana, tal y como me enseñó Luca Arrigoni. Preparar masa de pizza es fácil y bastante divertido. La verdad es que no tiene que ver en absoluto con la que he utilizado durante estos años. Desde que he preparado esta masa de pizza con Luca hay un antes y un después.

Y por supuesto, comparto con todos vosotros, una masa de pizza muy elástica, finita y que recuerda a las pizzas napolitanas. Esta receta no tiene leche, huevo ni azúcar, casi pecado para un italiano, más bien es una masa de pan hecha con harina de fuerza que es bastante fina.

Al hornear queda con el espesor justo, al estilo de las que podemos degustar en cualquier pizzería de Roma o Venecia. En esta base de masa incluso podemos jugar con otras harinas blancas o añadir alguna hierba aromática. Como dicen los italianos: “La pizza italiana, donde la gula no es un pecado”.

Os recuerdo que además de la masa el horneado y la superficie donde coloquemos la pizza son igual de importantes, tal como os explico en la guía definitiva para preparar pizza en casa.

Hace cosa de dos meses compré una piedra para hornear y estoy encantado con ella. La diferencia es evidente al hornear pizza, pan o empanadas. No tiene comparación con la placa de horno, es como volver al horno de leña. La parte de abajo no queda blanda ni poco hecha. ¿Vosotros preparáis la masa de otra forma?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *